lunes, 29 de octubre de 2012

¿Amor?


Tengo que acabar con ello, es obsesivo. En cada pensamiento, en cada momento, siempre está ahí. Asechando, hiriéndome. No puedo estar bien de esta manera. Sin orgullo, sin miedo, y sin importar cuan indigno sea y cuanto duela, lo voy a hacer. Es lo mejor. Es la única manera de que pare. Y aunque sienta que hay mucho en juego, no puedo perder algo que nunca me ha pertenecido. Me gustaría seguir soñando un poco más. Sería insano hacerlo. Un sentimiento tan irreal, tan fuera de control. Irracional. Y ahora bien ¿Cómo le explico esto? Y por supuesto...¿Debería mencionarle que le quiero? Porque... ¿Le quiero?

domingo, 21 de octubre de 2012

Todo lo que necesitamos en determinados momentos es tan sencillo, que se vuelve incluso patético. Y lo sencillo aveces nos es tan distante..

miércoles, 3 de octubre de 2012

Irracionalidad

Mi rutina es echarte menos y tus silencios, mi rutina es ver tus fotos, recordarte; recordarte en cada cosa, en cada momento y en cada instante, es creer sentir tus caricias, tus labios...soñar contigo una y otra vez, noche tras noche. Mi rutina es esperar y ansiar coincidir contigo por algún tipo de accidente o alguna ironía tonta del destino, verte, sonreír y al fin decirte ese “te quiero” que tanto te pertenece. Mi rutina es amarga, es vacía, carente de ti, tan sin sentido y tan mía, y tan tuya a la vez...

domingo, 29 de julio de 2012

Miau



Había una vez una chica perfecta, en un mundo perfecto, donde los sueños eran realidades, la felicidad rebosaba y las almas llenas de gozo se hallaban. Ella era perfecta, igual que sus padres, dos felinos pelos en bigotes, zarpas por manos. Pero la felicidad aburre, la perfección es imperfecta por definición, el aburrimiento conlleva consigo preguntas. El restos de las personas eran eso, solo personas, y tenían por padres personas, menos ella, sin embargo parecía algo perfectamente normal. ¿Por qué? ¿¡Por qué!? ¿Era realmente real aquello? La chica perfecta paso a ser la chica dudosa con padres gatunos, mientras todos seguían con sus mascaras, ella se harto de fingir, y un día, un estúpido día ella también se convirtió en una hermosa gata. Al fin era ella misma, pero ¿De qué le servía? Era todo cuanto había aprendido a odiar, cansada, no pudiendo soportar su “peculiaridad” decidió suicidarse. Primero intentó unas 50 veces tirarse por un 5to piso, con tan mala suerte que siempre caía de pie, luego se intentó cortar las venas, pero....¿CÓMO COÑO SE CORTA LAS VENAS UN GATO? Volvía a fallar, y así, mil y un intentos, trenes, autopistas...pensó que no tendría más remedio que aceptarse a si misma, pero se equivocó, murió de tristeza. La vida es efímera, los gatos también, la tristeza en cambio no, es tan acosadora que incluso mata. Creo que deberíamos hacer algo contra ello, yo propongo una revolución, y por estandarte el wiskhy con maria. Por cierto, la gata era asexual.

domingo, 24 de junio de 2012

Utopía


Era como si no hubiese pasado el tiempo, como si todos mis esfuerzos hubiesen sido en vano. Y ahora sé que lo fueron. Entonces apareció ella, sonriendo y segura de si misma.
    - Has vuelto -Dijo divertida -Al fin has vuelto
No había cambiado nada, le seguían acompañando esos aires de superioridad y en su mirada aun seguía habiendo algo de ternura para mi. Tenía razón, había vuelto, a pesar de que se suponía que nunca más lo haría, pero ahí estaba, frente a ella, queriendo decir tantas cosas y diciendo a la vez nada.
    - ¿Estás segura de ello?- pregunté sin animo
No tenía claro si realmente quería estar allí, pero si sabía que todo ello estaba mal, jodidamente mal. Sinéad y yo eramos el imposible por definición, ella lo sabía, yo lo sabía. El mundo entero lo sabía. Era simple la solución: la distancia. Pero ¿Y los sentimientos? Ellos no conocen de soluciones simples, ellos no entienden, son como niños, inocentes, fastidiosos...

    - Completamente- Dijo con seguridad - al igual de que lo estabas deseando.
    - Yo solo te deseo a ti - balbuceé- pero ello se encuentra muy lejos de alegrarme.
    - ¿Por que? Yo también lo hago.

Siempre lo hacía complicado, ¿Por qué no lo intentaba? Así no ayudaba nada, después de tanto tiempo ya iba llegando la hora de dejar el masoquismo, de aceptar las cosas, no podíamos simplemente mirar hacia otro lado, ya lo habíamos intentado una y otra vez, y simplemente había salido peor en cada intento.

    - ¿No lo entiendes?- Le susurre al oido- eres mi utopía...
    - ¿Qué quieres decir?
    - Cosas que no se pueden expresar con simples palabras...

No puede evitarlo, tuve que marcharme de aquel lugar. Yo amaba a esa mujer desde el primer momento en que la vi, y lo sé no es el primer amor imposible del mundo, pero lo realmente doloroso era que yo sabía que ella sentía lo mismo que yo, ambas lo sabíamos, y aun así nunca iba a estar bien, nunca funcionaría. Y eso era algo que nos mataba.
¿Por qué en este mundo de locos ni siquiera el amor es suficiente?

domingo, 26 de febrero de 2012

Domingo, mi día emo por excelencia...

Empezar bien un día no es mirarte al espejo y preguntarte quien es esa desconocida que te mira. Esa desconocida que poco a poco se apodera de ti, esa desconocida que eres tú. 
No es empezar bien un día darte cuenta de que todo va mal. Que el alcohol no soluciona nada, que puedes olvidar un rato, pero un rato no es suficiente...y sabes que no puedes mantenerte todo el día borracha, porque no.
Y que puta mierda de día, en el que te das cuenta que luchas una batalla perdida contra tus sentimientos.
Que la luchas contra contigo misma, no llevan nunca a ningún lado. Que no eres capaz de mantener una promesa, de respetarte a ti misma. Que una cara bonita no es suficiente, que eres una cualquiera, una vendida y una idiota.
Estúpido día, en el que te das cuentas de que nada de lo haces te llena, que nada es suficiente. En el que descubres que la única solución es el tiempo, y te sientes impotente. Y deseas extender tu dolor al plano de lo físico verte sangrando, sufriendo.
Pero sobretodo maldito el día que pasa sin esa persona, porque sí, porque sabes que no la vas a encontrar en ninguna más. Y entonces te sientes idiota.

jueves, 9 de febrero de 2012

Duele...

Fingir...por un rato está bien ¿Por siempre? Imposible. Puedo engañar a quien quiera...pero nunca a mi misma. Lastima...
¿Qué se le va a hacer si soy una estúpida sentimental?
Si no puedo evitar que se me escapen las lágrimas, si a veces no puedo ni tenerme en pie.
¿Por qué duele? ¿Por qué?
Se siente tan distinto a todo lo demás, es tan diferente, tan insoportable...a veces pienso que me voy a volver loca, luego sonrío y hago como sino pasase nada.
Sé que puedo aguantar, sé que es biológicamente imposible morir de esto
¿En serio puedo aguantar?
Es tan difícil...complicado, inexpresable...solo duele, solo se siente como agujas punzantes en el corazón, otras veces es simplemente como si te faltase la respiración.
Joder...¿Por qué siento esto? Mierda...y lo que más duele es la esperanza de que algún día todo vaya bien...
Me odio por todo esto, me da asco ser así...pero toca joderse, y aferrarse a frases tan estúpidas como: No llueve eternamente.
Uh...asqueada me hallo.

domingo, 8 de enero de 2012

Simplemente...

Hay que reconocer que el miedo es un acosador talentoso. Y ya puestos, hay que reconocer también que vivir con miedos es vivir a medias.