miércoles, 21 de diciembre de 2011

Te asesinaré

Hacia ya más de una hora que ella se encontraba esperándome, como siempre tenia la mirada perdida y en su cara se reflejaba la tristeza...miraba al cielo suspirando constantemente.
Le di a saber que ya estaba allí, ella se levanto y se acerco a mi lentamente; me saludo mirando al suelo y con miedo.
Dimos un largo paseo, hacía mucho ya que no nos veíamos
A penas pronunciaba palabra, y si lo hacia evitaba llamarme por mi nombre.
Me pidió que le hablase, que le contase acerca de mi, que había hecho durante estos dos años que habíamos pasado separadas; decidí complacerle.
Me pregunto acerca del amor, y se sorprendió con la respuesta
Entonces empezó a hablar, me contó que estaba enamorada, de una chica que le ignoraba, pero que estaba enamorada
Parecía feliz con ello, me leyó un par de poemas que le había escrito, y me contó todo lo que había luchado por ella, es decir todo lo que se arrepentiría en un futuro por haber estado perdiendo el tiempo de una manera tan inútil
Le dije que era idiota ¿Cómo podía amar a alguien le despreciaba? y sí, le despreciaba porque si no lo hiciera, si le tuviese aprecio, no le hubiese permitido hacer tanto el idiota por ella: eso no era tener amor propio, y sin amor propio ¿Cómo se podía amar a otra persona? 
Ella se limitó a responder: “Es mejor amar y haber perdido, que nunca haber amado.”
Parecía más que un “argumento”, una excusa para los idiotas que aman contra los sensatos que no lo hacen...
Odiaba que fuese tan sentimental, este mundo no estaba hecho para gente como ella, la destruirían, y nunca lo podría soportar, porque le amo, este mundo está hecho para gente fría, egoísta, cruel y destructiva, es decir, para gente como yo.
Quería protegerla por siempre,...¿Y si acababa yo con ella antes? Le ahorraría sufrimiento y tiempo...
Tal vez lo haga. Sí, lo voy hacer..solo necesito un poco más de tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario